El ópalo es una forma no cristalina, a pesar de su estructura amorfa, exhibe un grado asombroso de la organización interna.

La composición química del ópalo es SiO2H2O, dióxido del silicio combinado con agua (una piedra de ópalo puede contener hasta 30% de agua.) Su dureza en la escala de Mohs es de 6 a 6 ½.. La mayoría de los ópalo se originaron hace más de 60 millones de años, o sea, durante el período Cretácico.

Más del 90% de los ópalos de calidad gema del mundo provienen de Australia meridional, aunque se encuentran en otras partes del mundo tales como Brasil, México, Checoslovaquia y Nevada. Todos los ópalos negros vienen exclusivamente de Australia.

La calidad más llamativa del ópalo es su capacidad de refractar y de reflejar longitudes de onda específicas de la luz. De hecho, el término "opalescencia" fue acuñado para describir este fenómeno. El tamaño y el espaciamiento de las esferas amorfas de la silicona dentro de la piedra refracta longitudes de onda específicas de la luz; cada esfera refracta sólo un color, puro como las gotitas microscópicas del agua en un arco iris. La interacción de estas longitudes de onda da al ópalo su aspecto único, y lo convierte en una de las piedras preciosas más buscadas del mundo.

El ópalo de fuego mexicano nos muestra una inmensa variedad de características. Agregue amarillo al color dominante anaranjado profundo y tendrá como resultado tonos increíbles. Como el ópalo de otras partes del mundo, el ópalo de fuego mexicano puede desplegar un infinito espectro de color. La piedra destacada del mes de julio presentada por Pala Internacional’s tiene todos los componentes de la gema que un coleccionista de primera calidad desea poseer.


El ópalo de fuego mexicano, 23.15 cts., 22.99 x 16.93 x 11.82 mm.

(fotografía: Wimon Manorotkul)


Cuando nosotros observamos esta gema tan particular, encontramos otra característica visualmente estimulante: estalagmitas y formaciones de estalactitas que se forman dentro del ópalo de fuego, allí también se detectan cristales de hematite. Observe en la fotografia esta inclusión.

El fuego y agua. son las formaciones de stalagmitas/stalactitas

que se ven claramente en esta amplificación del ópalo de fuego.

(fotografía: Wimon Manorotkul)


Pala Internacional´s

jewelrymall.com